top of page

CUANDO NO ERES TÚ MISMO.



Cuando no eres tú mismo te sientes inseguro, dudas de ti, te sientes cobarde, te sientes pequeño, sientes que una parte de ti ya no está, te sientes desconectado del amor, no puedes darte amor y mucho menos recibirlo.


Te sientes mal, pero sigues y sigues ahí en ese lugar que no te lleva a ninguna parte, te quedas ahí porque tienes miedo de volver a ti, de mostrar tus emociones y sentimientos, tienes miedo a lo que lo demás van a pensar de ti, sientes miedo de cómo van a reaccionar los demás cuando vean lo que realmente eres, miedo a no ser aceptado, miedo al qué dirán.


En definitiva, no crees en ti, dudas de ti, no te amas, eres incapaz de darte eso que estás buscando, sé que es duro y puede ser difícil de asumir, pero, es el primer paso para poder trabajar en ello.


Uno de los grandes aprendizajes de la vida es que dejen de importarte las opiniones de las otras personas. No podemos permitir que la vida se nos pase, pensando en lo que piensan los demás, sin darle importancia a lo que realmente pensamos nosotros mismos.


Una vez que comienzas a dudar de ti mismo, no hay lugar para nada más hasta que hagas un cambio. Vas a tener que dejar que la verdad te grite más fuerte, vas a tener que escuchar a tu alma, y dejar atrás esas creencias que hasta el momento tenías arraigadas.


Ser uno mismo implica aprender, esfuerzo y coraje. Ser uno mismo es aceptar que pueden surgir cambios, los cambios son una oportunidad para desarrollarnos sin miedo y crecer como personas, siempre desde la luz y el amor.



Y ahora te estarás preguntando, como lo hago.

¿Cómo puedo ser yo mismo?


Empieza por la confianza en ti mismo, sentirte seguro de ti mismo y de tu talento, no de una forma arrogante, sino de una forma realista y siempre dándote amor en el proceso. Esta seguridad no significa sentirse superior a los demás. Se trata de sentir paz internamente, sentir que eres una persona capaz y que puedes conseguir todo aquello que te propongas en la vida.



Cómo ganar seguridad en ti mismo:


Muéstrate tal como eres.


Deja que los demás te vean tal y como eres, con tus virtudes, tus errores, tus inseguridades, tu vulnerabilidad, muestra siempre tu esencia.

No intentes, ser una otra persona o actuar de una forma que no es la tuya para agradar a lo demás o ser aceptado por la sociedad.


Cuando te muestras tal cual eres, vuelves a ti, regresas a tu Ser, eres pura luz en esencia.

Aceptarnos tal y como somos es uno de los pasos más importantes.

Darnos cuenta de que nadie es perfecto, que cada uno de nosotros tiene sus pequeños defectos que nos hacen únicos y especiales.





Construye una actitud de confianza mental.


La confianza es una habilidad que puedes construir y la mente es una poderosa herramienta para lograrlo. La intención es atender todas las posibilidades que harán reflexionar a lo largo del día y tomar consciencia de tus pensamientos.

Cuando tu voz interior diga: “No puedo” o “No soy capaz” vas a cambiarlo y vas decir: “Puedo”, “Soy capaz” “Puedo conseguir todo lo que me proponga” “Confío en mi poder creador” “Yo soy el creador de mi realidad”



Sé bondadoso contigo mismo cuando te compares con los demás.


A menudo compararse es un simple acto reflejo, algo que hacemos sin querer. Nos comparamos con los demás en todos los ámbitos de la vida.

Esto se refuerza por el miedo que podemos tener a dejar de ser parte de un grupo, o el miedo a no encajar o no agradar a la sociedad.

Es normal que en ocasiones nos comparemos con otras personas. Esta es una señal muy clara de que debes hacer algo para mejorar la seguridad en ti mismo, tu autoestima, debes trabajar en tu amor propio.





Desprenderte de las dudas sobre ti mismo.



¿Qué pasa cuando dudamos de nosotros mismos y de lo que hacemos?


Por lo general nos quedamos inmóviles, sin hacer nada, esperando que en algún momento alguien nos de la dirección para seguir. De esta manera estamos dependiendo de otros para lograr seguir nuestro camino y vivir la vida que deseamos.


Con la única persona que pasaremos el resto de nuestra vida es con nosotros mismos, tu eres la única persona capaz de cambiar tu vida. Con cada paso que das, con cada decisión que tomas, tu futuro se transforma y da paso a tus sueños.


Deja de dudar de ti mismo, es hora de empezar a confiar en ti, fuera miedos, fuera dudas, ha llegado el momento desprenderte de todo lo que te pesa, de todo lo que no te permite avanzar.




Es hora de correr riesgos seguros.


Correr riesgos te permitirá descartar opciones que de otra manera quedarán en tu mente como una oportunidad perdida. En ocasiones, no somos conscientes de que a veces para ganar hay que perder. Vivimos con el miedo a enfrentarnos a nuestros propios sueños porque no creemos en nosotros mismos.


Cometer errores es algo esencial para poder aprender, saber dónde fallamos, rectificar y seguir adelante con nuestros propósitos.


¿Tienes miedo? Claro que sí, pero todo miedo hay que vencerlo.


Hacer algo fuera de tu zona de confort habitual.


Todo lo que ocurre diariamente en tu vida forma parte de tu zona de confort. Cuando te acostumbras a una actividad, te mueves por inercia sin importar si algo nuevo sucede o no.

En otras palabras, la zona de confort nos sitúa en una burbuja que nos protege de lo desconocido e inusual. Por más que te quejes o te parezca insoportable vivir en estas condiciones, sigues haciéndolo por miedo a perder tu estabilidad, principalmente, financiera.


¿Cómo salir de la zona de confort?

Elige eso que ya vive en tu corazón, ese algo que te gustaría hacer solo si tuvieras más seguridad en ti mismo. Seguro que ahora mismo ya sabes qué es eso que tanto anhela tu alma.


Sólo salta y hazlo.


Una vez que lo hayas hecho, elige algo más; y sigue repitiendo este mismo proceso. Tu seguridad irá creciendo con cada nuevo paso que des hacia delante, se trata de seguir evolucionando.



Permítete ser tú mismo, elige eso que ya vive en tu corazón.

Te ayudo a través de mi sesión de valoración gratuita de coaching.





Reconoce tus dones y talentos, deja que brillen.


Deja que tú alma brille, muestra tu luz, muestra tu amor, muestra tu esencia, muestra tus dones y talentos, no dejes que nada ni nadie apague tu luz, expande esa luz que vive dentro de ti, esa misma luz que siempre ha estado ahí.

Hace falta valentía y seguridad en uno mismo para ser pura esencia, para dejar que brille esa luz, pero sí se puede.



Cuanto más auténticos seamos, más seguros de nosotros mismos nos volveremos.

  • Nunca olvides que tienes muchos dones, habilidades y talentos que te hacen ser “único” en ciertas actividades o tareas. Tienes muchos dones y talentos y es tú responsabilidad enfocarte en ellos, trata de seguir creciendo cada día y dedícate a lo que realmente amas, ponlo al servicio de los demás, entrega más luz y amor al mundo con el valor que tú puedes aportar.

  • No te preocupes si aquello que quieres crear o desarrollar ya existe, porque tú propósito en esta vida es “único” y maravilloso como TÚ.

Todos nacemos con nuestros talentos y dones, por tanto, es nuestra misión descubrirlos para poder compartirlos con el mundo entero.




Si supieras que pase lo que pase van a apoyarte ¿Qué harías?


Da un paso tras otro, si haces esto es imposible que te equivoques. El universo te apoya, no dudes ni titubees, déjate guiar por tu alma, ella sabe el camino, ve poniendo un pie delante del otro.

Si tan solo sigues la luz que ilumina tú camino, acabarás siendo tú el que ilumine a otros sin ni siquiera darte cuenta.


La mayoría de la gente no sigue la vocación más fuerte de su alma porque espera ver el destino final antes de dar el primer paso. Por ello debes dar un pasito cada día, en dirección a eso tan importante que quieres conseguir.


Si quieres cambiar de trabajo, dedícate hacer algo cada día para que esto suceda, si quieres escribir un libro, escribe una página cada día, pero hazlo siempre desde el amor y siempre confía.

Antes de que te des cuenta, volverás la vista atrás y descubrirás lo lejos que has llegado.



Las cosas no siempre van a salir como planeamos, pero si tienes fe y sigues adelante saldrán incluso mejor de lo que en este momento podrías imaginar.



“El trabajo en uno mismo es uno de los trabajos más gratificantes que podemos tener”





¡AHORA ES TU TURNO!


Me gustaría mucho saber tu opinión. ¿Eres tú mismo? ¿Te permites vivir desde tu esencia?

Deseo con toda mi alma que empieces a ser tú mismo desde tu más pura esencia.

Me encantará verte en los comentarios.





Con Amor

Ana Tobio




Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page